Skip to content

Tercer Dia: Martes Santo

‘Cuando Jesús volvió a la ciudad por la mañana, tuvo hambre. En eso, vio una higuera cerca del camino y se acercó a ella; pero al no hallar en ella nada más que hojas, le dijo: «¡Nunca más vuelvas a dar fruto!» Y al instante, la higuera se secó. Cuando los discípulos vieron ésto, decían asombrados: «¿Cómo es que la higuera se secó tan pronto?» Jesús les respondió: «De cierto les digo, que si ustedes tuvieran fe y no dudaran, no solo harían esto a la higuera, sino que a este monte le dirían: “¡Quítate de ahí y échate en el mar!”, y así se haría. Si ustedes creen, todo lo que pidan en oración lo recibirán.» ‘

San Mateo 21:18-22

De mañana Jesus regresa a la ciudad y al pasar por la higuera no encuentra fruto, y la maldice y ella se seca. Los discípulos asombrados reciben otra revelación de cómo acercarse a Dios cuando Jesus vuelva al cielo.  Y aunque en esos momentos ellos no lo entienden completamente, podemos encontrar para nosotros un ejemple de cómo acercarnos a Dios también. La vida con Jesus requiere fe, Y Jesus es el autor de nuestra fe, es por medio de su misericordia que podemos también ejercer nuestra fe. Al creer en fe lo pedimos en oración y él promete contestar. Hoy te invito ejerce tu fe en oración. Y si no tienes deseo de orar pídele al señor que te de las ganas y él lo hará. Acércate a él, él te escucha y esta dispuesto a contestar. 

Oración de Respiración 

Introducción: 

Oración de respiración es oración que sea como la respiración de nuestra alma. En la oración de respiración inhalamos y exhalamos el espíritu de Dios con una frase para orar. 

Inhala: Jesus, yo creo 

Exhala: aumenta mi fe

About the Author